domingo, 18 de marzo de 2012

Museo Ghibli Mitaka (IV): patio, tienda y conclusiones

Patio:

En la otra punta del edificio encontramos las salidas que dan al patio de las taquillas (y demás ornamentos). A la altura del segundo piso se encuentra una cafetería/restaurante, pero no he entrado en ninguna de las dos ocasiones: por lo que se ve en Internet los cafés se sirven con imágenes de las películas.
foto extraída de aquí
 Debajo de ese tejado hay una mancha que tira agua. si tenéis suerte los niños os dejarán tocarla
Tapa de alcantarilla donde va a para el agua de la fuente que os comentaba


La tienda:

Ghibli es una marca con mucho éxito y devoción y ha creado muchísimo merchandising de sus películas, sin embargo todo o casi todo el merchandising que actualmente está en estoc en el museo es bastante feo y poco llamativo. Hace dos años había tazas preciosas, figurillas, camisetas y artículos muy caros, pero que valía la pena plantear comprárselo (Incluso una réplica de uno de los fusiles de Laputa). En esta visita lo que más me gustó fue un puzzle... algo decepcionante. Además algunos japoneses pueden pasar media hora delante de la estantería sin dejar opción a acercarte (a menos que los empujes) cosa que hace que el "paseo" por la tienda sea etresante y nada gratificante.

En Tokyo hay tiendas donde ofrecen productos de Ghibli, los que hay en el museo y otros más llamativos. Además, en Kyoto podemos encontrar dos tiendas que ya os hablaré de ellas e indicaré dónde están.

Conclusiones:

Está pensado para que los niños puedan disfrutar al 100% de él, con dioramas a su altura, puertas en miniatura, sala de juego y toda una serie de decoración que invita a ser tocada.

Hablando con mis acompañantes coincidimos en que la mejor sala es la de la planta baja a la derecha donde se ven los dioramas, las muestras de animación y se puede entender cómo trabajan y se relacionan la cámara y los fotogramas. Las habitaciones que imitan los estudios tienen encanto, pero la aglomeración de personas lo desvirtúa.



El museo en sí es pequeño y la estética del recinto es el gran plato fuerte del museo, con ese aire europeo. A mi me gusta pero claro, entiendo que para algunos europeos esto es algo cotidiano por lo que el visitante se puede llegar a decepcionar.

Yo iría aunque fuese una sola vez, además, con entrar en el Catbus ya soy feliz xDD.

Entradas relacionadas:

Tokyo Disneyland y Museo Ghibli
Museo Ghibli (I): cómo llegar y entrada
Museo Ghibli Mitaka (II): contenido del edificio
Museo Ghibli Mitaka (III): Azotea y precauciones